"Sin música la vida sería un error" (F. Nietzsche)

No recuerdo cuando fue que la música se unió a mi vida, pero sí el momento en qué inicié la relación de amor que mantengo con mi instrumento, la guitarra, y con el que me expreso musicalmente. Tenía 13 años, y un tío mío me había regalado una guitarra.

 

Me formé como guitarrista en el Conservatorio Superior de Música de Barcelona (Título Superior en la especialidad de Guitarra, 1992), donde estudié con Joan Furió, a la vez que realizaba estudios de Filosofía en la Universitat de Barcelona. Después estuve dos años ampliando mi formación con el guitarrista uruguayo Jorge Oraison, en el Rotterdams Conservatorium en Holanda (Docerend Musicus ,1994).

 

Un poco más tarde, después de ganar el concurso Josep Mirabent i Magrans (Sitges,1995), hice clases de perfeccionamiento en Toronto con Norbert Kraft y, ya de vuelta en Barcelona, con Álvaro Pierri. 

 


Mi gran interés en las otras disciplinas artísticas me ha llevado a trabajar con directores de teatro, coreógrafos, videoartistas y fotógrafos. He sido intérprete musical en obras de teatro, recitales de poesía y lecturas dramatizadas, y también creador o cocreador, además de compositor y arreglista, de varios espectáculos  multidisciplinares. 

 

He editado dos documentos sonoros con el sello discográfico Ars Harmònica: Oblivion (AH097) dedicado íntegramente a la música de Astor Piazzolla y Reflections (AH205) con música minimalista de los compositores contemporáneos Steve Reich, George Winston y Nicky Hind. 

 

Desde 1997 compagino mi actividad artística con la docencia: imparto clases de guitarra, música de cámara y dirijo el ensemble de guitarras en la Escola i Conservatori Professional de Música de Vilanova i la Geltrú, Barcelona. Me gusta y creo firmemente en la importancia de la educación musical: es siempre uno de los mejores medios para aprender algo sobre la naturaleza humana.